Llámenos: 932 522 349 Consultas Clínica Tres Torres, c/ Dr. Carulla 12 planta 3, 08017 Barcelona | Ver mapa

Llámenos: 902 013 713 Consultas Clínica La Milagrosa, c/ Fernández de la Hoz 45, 28017 Madrid | Ver mapa

Lipectomia.

El interés por la lipectomía ha aumentado en los últimos años gracias al tratamiento quirúrgico de la obesidad (bypass, balones), que provoca un adelgazamiento masivo y un exceso de piel importante.

El principal inconveniente de este tipo de cirugías es la cicatriz resultante. Aunque se procura situarlas en zonas poco visibles o fáciles de ocultar bajo la ropa, suelen ser cicatrices largas. Es el/la paciente quien debe valorar si le compensa el resultado.

Llevamos a cabo distintos tipos de lipectomías

Lipectomía crural

Tiene como objetivo mejorar la cara interna del muslo.
La intervención puede realizarse con anestesia epidural o general.
Para ello, en primer lugar se realiza una liposucción que vacía la zona de grasa y facilita la extirpación de la piel sobrante, así como el lifting de la misma.
La cicatriz queda justo en la raíz del muslo, subiendo por delante a ambos lados del pubis.
En los casos en los que debe tratarse la parte inferior del muslo, la cicatriz quedará situada en la parte media de éste con forma de T.
La cirugía sólo mejora la flaccidez de la cara interna de muslos en su parte más superior cuando la incisión se oculta en la raiz del muslo. En la cicatriz en T también mejora la parte anterior y posterior del muslo, pero no la lateral.

Lifting de muslos

Suele realizarse combinado con una abdominoplastia para conseguir tensar los tejidos de la parte anterior, lateral y posterior del muslo. La intervención consiste en tensar la piel de todo el muslo, como si se tratase de un pantalón. En muchos casos se puede usar la grasa sobrante para rellenar el glúteo y darle mas proyección.
El lifting de muslos se realiza con anestesia general.
La cicatriz resultante tiene forma de circunferencia, situada a la altura de la cintura lumbar.

Body lift

El body lift consiste en realizar una lipectomía circunferencial, alta o baja. La alta se realiza a la altura de la cintura lumbar. La baja se sitúa en el surco submamario, por detrás de la escapular (coincidiendo con la zona del elástico del sujetador).
Permite tensar, sobre todo, la piel lateral (los flancos), una de las zonas que suele sufrir más flacidez.
Se trata de una cirugía mayor, que requiere un ingreso en clínica de cinco o seis días.

Lipectomía de brazos o braquioplastia

En los brazos flácidos, la liposucción no es útil por lo que es necesario extirpar la piel que cuelga de la zona del tríceps.
La cicatriz resultante MáS HABITUAL transcurre desde la axila hasta el codo.
En algunos casos es posible realizar una primera liposucción y, al cabo de entre tres y seis meses, completarla extirpando la piel que no se ha retraído correctamente, dejando una sola cicatriz en la axila.